martes, 8 de mayo de 2007

Derecha sin complejos (con prólogo y epílogo)

Disclaimer: respeto a la gente, pero no necesariamente a sus ideas. A las personas hay que juzgarlas por su ideología solo en su justa medida: mientras realmente creas que tus ideas son buenas para la sociedad y las defiendas de forma honrada, no tengo por qué despreciarte

Supongo que con esto de la victoria de Sarkozy no es mal momento para algunas pajas mentales.

Para ir calentando motores, mientras buscaba los enlaces que quiero, me he encontrado con las principales propuestas electorales de este fulano. Y me ha encantado esta:
Permitir a los que quieren "ganar más que trabajen más" y para ello promete exonerar las horas extraordinarias -que se pagarán un 25 por ciento más- de toda carga social para las empresas y del impuesto de la renta para el contribuyente.
Miedo me dan los periodistas, pero como es MUY difícil equivocarse en esto, supongo que en términos generales es cierto.

Abaratar las extras significa, ni más ni menos, legalizar esquiroladas, meter presión a los curritos y fusilarse empleos. Un mecanismo que en teoría debería servir para permitir una cierta flexibilidad en momentos concretos (que me parece correcto en términos generales, por otra parte) se pervierte para incentivar el curro a destajo, el egoísmo y el abuso.

Si ahora ya tenemos empresas en las que el jefe te presiona para hacer hora y media o dos horas extras todos los días (yo he estado en alguna) imaginaos que encima le salen casi tan baratas como las normales. Si ahora tenemos montones de esquiroles que se hacen todas las extras a las que dan abasto (porque necesitan la pasta para la hipoteca, o por no tener vida fuera del curro, o por simple avaricia, o... seguro que todos conocéis casos), imaginaos que encima les digan que ese dinero está exento de impuestos...

Cuando en una empresa se hacen horas extras sistemáticamente, todos los días, haced el cálculo: cada 30 o 40 horas que haga la plantilla es un trabajador más que debería estar ahí. Alguien que está en el paro muerto de asco. Y encima, en trabajos pesados y/o peligrosos, esa hora y media de más se nota, y mucho, en tu salud, en los accidentes y en tu ánimo.

Pero todo sea porque Hacienda no te "robe". Ains.


Yendo al tema principal (aunque lo anterior también es "derecha sin complejos"). Entre las propuestas esas tenemos otra increíblemente molona:
Crear un Ministerio de la Inmigración y de la Identidad Nacional, así como aplicar una ley adoptada por el Parlamento en junio de 2006 que endurece las condiciones de reagrupamiento familiar de los inmigrantes.
"Ministerio de la Inmigración y de la Identidad Nacional". Saboreadlo, ¿lo notáis? Eso es el regustillo a fascismo.

No me gusta decir esa palabra: creo que se abusa de ella, y suena demagógica hasta extremos increíbles. De hecho, cuando la escucho normalmente me da la sensación de que quien la suelta trata de venderme la moto. También me pasa, aunque menos, con otras, como "proletario".

Pero a estas alturas creo que es evidente hacia dónde camina buena parte de la derecha. Voy a saltar de Francia (de la que no sé nada más que lo poco que leo en los periódicos, y como para fiarse) a España. Desde hace unos años andan en una cierta campaña cuyas bases parecen ser:

1. No hay que avergonzarse de ser de derechas: derecha sin complejos, lo he oído llamar más de una vez. Nada que objetar (ver disclaimer, aunque seguro que de vez en cuando se me escapa algún chiste XD ), lo malo es lo que entra en el saco "derecha". Y en este punto, enlazando con el 2 y el 3, incluimos el dogma "en cambio, la izquierda es malvada".

2. Nosotros defendemos la libertad, los sociatas la dictadura (da igual que los sociatas también sean de derechas, el caso es endilgarle la maldad a los únicos que realmente tienen oportunidades de birlarte el chiringuito). Todo eso que podrían parecer derechos (como la jornada de 40 horas) son en realidad restricciones de nuestra libertad, ¿y si yo quiero trabajar 50, qué?

3. Los nazis eran de izquierdas. Con dos cojones. Los padres de los actuales derechosos llevan 60 años siendo los Malos Oficiales del Mundo Libre, y esto es una rémora que hay que eliminar. Me imagino al primer liberalillo que se dio cuenta, saliendo de la bañera desnudo gritando "¡Los nazis se llamaban nacionalSOCIALISTAS! ¡Eureka!". Esto sirve de apoyo al punto 2.

4. Los nazis no eran tan malos después de todo. Por si con alguien falla el punto 3. Y por "los nazis" quiero decir "Franco". Sí, seguro que hay profundas diferencias políticas entre Hitler y Franco, pero sinceramente me importan un huevo de mico comparadas con las similitudes. Estoy harto, harto, HARTO, de que mientras los nazis son el Malo Oficial del Mundo Libre, aquí decir a las claras que "nuestros" nazis eran los malos de la película (o los peores, si se apunta uno al carro de "todos eran malos") sea "abrir las heridas" y soplapolleces semejantes. Si tu abuelo fusilaba rojos, jódete y aprende a vivir con ello, no pretendas hacerme creer que, oyes, los rojos eran muy muy malos y si se les hubiera dejado sueltos hubieran hecho algo mucho peor. Este tipo de What if...? justificativo y analgésico es una táctica manipuladora increíblemente malvada. Me pone enfermo.

5. Hay una serie de valores que estaban injustamente vituperados por culpa de la difamación de la malvada izquierda. En particular el amor y orgullo patrióticos, y la firmeza defendiendo tus ideas. Traducción: nacionalismo y autoritarismo (aquí se puede ver lo que opino del nacionalismo). Ambas son muy dañinas, y a estas alturas ya deberíamos estar escarmentados.

Obviamente, no creo que vayamos a tener un fascismo como el de hace 50 años (hemos visto ya demasiadas películas y el marketing de Hollywood es realmente bueno). Pero sí veo posible que se defiendan y reaprovechen buena parte de sus ideas con un pequeño barniz democrático, mientras disfrutamos de Líderes no vitalicios pero básicamente intercambiables (¿realmente es tan diferente lo que hace PZ de lo que hizo Aznar? Especialmente la política económica es igual).


Epílogo: pedazo de noticia vista en Periodismo Incendiario: el arzobispo de Pamplona pide el voto para Falange y otros muchachitos del mismo percal. Cómo mola.


PD: sí, estoy embargado por la IRA, es algo que me pasa cuando voy a Salamanca XD

7 comentarios:

  1. ¿Tu no estarías interesado en presentarte a la alcaldía de mi ciudad?. Avísame y te voto

    ResponderEliminar
  2. Como me gusta ver que Semprún sigue sin saber la diferencia entre criticar e insultar:
    "Se me dirá que enfrente no tenía nada, una précieuse ridicule, Ségolène Royal. Es cierto, ya lo he dicho, pero era una boba con glamour, telegenia, labia y desparpajo."
    Menuda perla de buen comportamiento.

    Ais...

    ResponderEliminar
  3. > ¿Tu no estarías interesado en presentarte a la alcaldía de mi ciudad?

    Lo siento, no sé nada de especulación inmobiliaria. No estoy cualificado para el puesto.

    ResponderEliminar
  4. Y lo de la IRA en salamanca? ;)

    ResponderEliminar
  5. > Y lo de la IRA en salamanca? ;)

    Me la contagia Jezabel, Apóstol(a) de la IRAAAAAA.

    XD

    ResponderEliminar
  6. Tienes que llevar jade cuando vayas a Salamanca, ya te contare...

    ResponderEliminar
  7. Estimado Lanarch. Pareces olvidar que la mayoria de los ejemplos sobre las horas extras que has puesto no sirven. Eso de que el jefe te obligue a quedarte 1 o 2 horas despues del curro no se va a ver afectado por una medida como esta: normalmente esas horas NO LAS PAGAN y salen gratis.

    Pero no te preocupes. Gracias a Gente como esta podras elegir entre hacer esas horitas extras o entrar en la lista negr... (tachalo, eso no existe) o irte a la call... (no, eso tampoco puede ser)o no hacerlas O:-).

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.