jueves, 21 de junio de 2007

Too sexy for my love

Vale, yo me fijo en algunas cosas de las chicas un poco raras, pero lo de Espe supera todos los límites:
La presidenta regional hizo bandera de los sentimientos con tanta fuerza que lloró durante la mitad de los algo más de diez minutos que duró su discurso. El mayor de los agradecimientos se lo llevó su marido, Fernando Ramírez de Haro, «el gran sacrificado de mi vida privada», al que reconoció su «paciencia, generosidad, sentido del humor, inteligencia y, lo que para mí es lo más importante, su patriotismo».
Pues si lo más importante de su marido es su patriotismo, no será muy paciente, ni generoso, ni inteligente, ni divertido. Pero vamos, a cada uno le pone lo que le pone...


PD: Ya sé que esto está sacado de contexto, pero es que la tentación era fuerte y el chiste fácil, y además ya me toca las pelotas tanta patria parriba y pabajo a todas horas.

PPD: visto en Saco sin fondo.

3 comentarios:

  1. ¡¡Fue buenísimo!! Lo veía ayer en las noticias y me estaba emocionando. La veía llorar mientras hablaba de su marido y pensaba para mis adentros "joder, si esta tía resulta que es humana y todo!, y entonces va y suelta lo del patriotismo. Me salieron los fideos por la nariz.

    ResponderEliminar
  2. ¿hay fotos de los fideos?

    ResponderEliminar
  3. Confirmó lo que todos sabíamos: "aguirre o la cólera de Dios".

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.