viernes, 22 de junio de 2007

San Juan en Pucela: cuenta atrás (re-actualizado)

Esta va sobre todo para los forasteros...
También se ocupan del tema Sekto y el Loko. Con vídeo y todo


León de la Riva es nuestro excelentísimo y pepero señor realcalde. Es un tipo tan rematadamente autoritario, soberbio y prepotente que a ratos tiene broncas con su propio partido.

Por enxiemplo, hace años era tradición que le tirasen huevos al balcón del ayuntamiento durante el pregón de las fiestas, en septiembre (me pregunto por qué a otros alcaldes no se los tirarían, hum). Así que decidió adelantarlas, supuestamente para tener mejor tiempo, aunque yo siempre he sospechado que era para que coindiera con la selectividad y los exámenes de septiembre y así putear a esos jovenzanos que le hueveaban.

De toda la vida San Juan se celebraba en las Moreras. Es un parque muy chulo que (aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (jijiji)) tiene una playa fluvial enorme donde se pueden montar unos botellones del copón. Pero claro, los botellones son baratos, y eso a los hosteleros, amiguitos del alcalde, no les mola. Así que en el 99 subió la fiesta del Ayuntamiento al Real de la Feria, al lado del estadio de fútbol, una enorme explanada de cemento con el mismo atractivo festivo que una tarta de mithril, que pilla lejos y subiendo cuesta. Y, por supuesto, los autobuses volvían a las 0400 o así, nada de trasnochar que mañana hay que trabajar e ir a misa como las personas decentes.

Pero la gente siguió celebrando la fiesta en la playa. Al año siguiente a De La Riva se le hincharon las pelotas y envió a la Guardia Negra:
Cuatro personas permanecían ayer detenidas a la espera de ser puestas a disposición judicial. El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, aseguró que fueron 31 los policías que sufrieron heridas en los violentos choques. La Policía Municipal confirmó que 12 eran agentes locales y los 19 restantes del Cuerpo Nacional de Policía. Y al menos otras diez personas resultaron con heridas aunque, al parecer, fueron numerosos los ciudadanos contusionados tras la intervención policial.

(...) Sin cifras oficiales Javier León de la Riva no pudo precisar el número de ciudadanos heridos. «A mí lo que me preocupan son los agredidos, no los agresores. Tengo constancia de los lesionados de las fuerzas de orden público. En su caso, ellos presentan la denuncia correspondiente. Desde luego, a nadie se le obligó a ir allí a tirar piedras y botellas a la policía ni a quemar mobiliario urbano».

El Ayuntamiento había movilizado a una treintena de agentes municipales y a una Unidad de Intervención de la Brigada de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía ante la previsión de incidentes, según informó el propio alcalde.
Impagables las fotos de los antidisturbios repartiendo toñas a señoras cincuentonas.

Bueno, pues la fiesta alternativa continuó. Partidos y sindicatos rojillos ponían chiringuitos diversos y se traían grupos punkarras a un rinconcillo del parque. Pero sobre todo, la gente iba de botellón y a montar hogueras. Más o menos la cosa ha ido suave, aunque el ayuntamiento siempre se las ha ido apañando para putear a los de la fiesta en las Moreras.

Lo malo (para el alcalde) es que la gente prefiere la playa a su mierda de fiesta alternativa, por mucho grupo famoso que se traiga a dar conciertos. El año pasado no fue ni dios.

Así que De La Riva por fin recapacitó y decidió que la fiesta volvía a las Moreras. Está bien eso, rectificar es de sabios.

Lo que ya es más propio de mi querido alcalde es hacerlo a tres semanas de San Juan. Cuando los que se han tirado todos estos años montándola lo tenían todo preparado. Y amenazando con ponerse chungo. Por supuesto, sus amigos los hosteleros podrán poner chiringuitos para vender comida y bebida a precio de cojón de mico.

Aunque creo que por fin ha descubierto el plan perfecto para cargarse la fiesta definitivamente: se trae a Andy y Lucas. Eso sí puede acabar en linchamiento.

En fin ya veremos cómo termina la cosa. Espero que el chuloputas este no se sienta demasiado fuerte después de ganar las elecciones y lance otra vez su clásico Summon Dark Minions.


Actualización del sábado a eso de la hora del aperitivo: los chiringuitos de la fiesta autogestionada están montados. La poca policía municipal que había nos ha dejado pasar sin problemas y luego no ha tocado mucho las narices.

Creo que al alcalde no le interesa montar bronca, pero tampoco le importaría aporrear unas cuantas cabezas (si es que cuanto más chulo se pone más le vota la gente, es increíble). Si conseguimos llegar a la hora en la que hay actividades para niños y demás creo que no habrá carga, aunque con este fulano nunca se sabe. Y ya veremos la que nos monta esta noche, porque seguro que algo tiene pensado.

Si alguno va, estaré en el chiringuito de la CNT, claro.


Actualización del domingo, al llegar de la fiesta: cuando me fui estaban desmontando (lo intenté, en serio, pero el sueño que tengo me impedía ser ni siquiera vagamente útil). No ha habido bronca con el alcalde. Supongo que mañana llegarán las denuncias, pero bueno, eso será tema de otra entrada, en todo caso.

6 comentarios:

  1. Pues ahora J&L lo van a tener mucho más crudo para convencerme de que salga de casa mañana.
    Que le den por saco, iré al cine, que tendré las salas vacías.

    ResponderEliminar
  2. Dios te oiga kilburn, dios te oiga.

    Tengo por dentro como un yo que sé. Voy a ir a las moreras. POrque sí, porque me apetece. Ya es una tradicción para mi llegar cuando todo el mundo está borracho, y aparecer con mi montoncito de vasos del cine (este año creo que tambien voy a llevarme tapas para los vasos y pajitas) pero esta sensación como de precaución por lo que pueda pasar... no me mola nada.

    El alcalde es un gilipoyas, todos lo sabemos, pero tambien sou unos gilipoyas estos rojos de carnet enviados por sus superiores a hacer pintadas, y no me extrañaria nada que algún grupito de chavalines monte bronca.

    Ains... y yo que pensaba que San Juan no tenia nada que ver con la politica...

    ResponderEliminar
  3. Jo, pues al final no pasó nada. Yo que esperaba leer un relato de barricadas, resistencia y stormtroopes desbocados, pero na...

    ¡Lanarch, un día te voy a llevar a las cuencas! vas a ver lo que es una fiesta de verdad, hombre :D

    ResponderEliminar
  4. > Jo, pues al final no pasó nada. Yo que esperaba leer un relato de barricadas, resistencia y stormtroopes desbocados, pero na...

    XD

    Pues al final casi fue decepcionante, después de estar la noche antes hasta la 0140 preparando los planes B y C...

    Pero bueno. A ver los periódicos y las que suelta el mamoncete del alcalde.

    ResponderEliminar
  5. Jezabel y yo estuvimos desde las 23 hasta las 3, de botellón y sin que nos molestaran.
    La verdad es que no me temía ningún barullo, porque fue nuestro excelentísimo hijo de... alcalde el que organizó la fiesta. Vamos, que si hubiera habido cargas policiales contra los chavales en su propia fiesta... algo digno de ver, pero que no iba a pasar.

    ResponderEliminar
  6. Um, loko, hijo, no te emociones y te pongas a tildar de gilipoLLas a diestro y siniestro.

    Precisamente la política de terroristas como el señor de la Riva es que el pueblo tenga miedo de llevarle la contraria. Y quizá lo que sucede es que esos "rojos de carnet" están hasta los cojones de plantarle cara a fachas a los que luego la gente vota y justifica.

    Si piensas que existe algo hoy en día que no sea politizable, aterriza.

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.