martes, 3 de abril de 2007

Llamadme miserable si queréis

Prometo por el MVE que yo procuro ser respetuoso con la gente que lleva a cabo rituales absurdos, aunque no lo sea en absoluto con sus supersticiones. Pero hay cosas que, simplemente, son superiores a mis fuerzas. Cuando veo fotos como estas, me descojono vivo XD

Uno de los costaleros llora debido a la suspensión de la procesión (Ciudad Real)

Un portador del trono de Ntra. Sra. de La Concepción, de la Cofradía del Huerto de Málaga, llora tras suspenderse la procesión como consecuencia de la lluvia

Varios monaguillos lloran en Granada por la suspensión de la procesión.
¿Lloran por la suspensión o por el humo?
¡Que se pasen del incienso a la maría y ya veréis cómo acude la juventud!


En lo que se organizan procesiones pastafaris, podemos seguir el enxiemplo de los leoneses y su Genarín:

Jenaro Blanco Blanco (por tanto huérfano), llamado Genarín, pellejero de profesión, aficionado a la buena vida, al orujo, a las mujeres y los burdeles, al tute y a la garrafina, fue un hombre muy conocido en los ambientes más bohemios del León de su tiempo. Según recoge el Diario de León en su edición del 30 de marzo de 1929, Viernes Santo, durante la madrugada anterior, del Jueves al Viernes Santo, mientras Genaro realizaba sus necesidades perentorias en uno de los cubos de la muralla de León, a la altura de la calle de Las Carreras, fue atropellado por el primer camión de la basura de la ciudad.

Tras su muerte, un grupo de 4 personas (los llamados Evangelistas) decidieron que esa figura tan singular no podía perderse en el limbo del olvido. Los nombres de estas personas forman ya parte de la historia: Nicolas Pérez "Porreto" (Árbitro de fútbol), Eulogio "el gafas" (Taxista de profesión, coplero de devoción), Luis Rico (Hombre de buena familia que dilapidó su fortuna en juergas con sus amigos) y el gran Francisco Pérez Herrero (Poeta). En la noche de Jueves Santo de 1930 estos hombres se reúnen en la Plaza del Grano donde recorren las calles que el bueno de Genarín solía transitar, visitando las tascas y burdeles que éste frecuentaba. La procesión creció en número de asistentes hasta que en 1957, las presiones del cronista Lamparilla hicieron que la procesión fuese prohibida. EN 1977 con la recuperación de la democracia la celebración volvió ayudada por Pérez Herrero (único de los evangelistas vivo entonces), el grupo de teatro "La fragua" comandado por el irrepetible "Kike" (autor teatral y maestro de maestros en la ciudad de León) y un grupo de jóvenes leoneses.

Ramén.

3 comentarios:

  1. Si llueve es que su Dios (que controla el clima) no quiere que lo saquen a pasear. Si lagrimean es por que no les gusta la decisión de su Dios y eso se llama Blasfemia

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, eres un pedazo de miserable... ¡pero merece la pena! Costaleros & costaleras: la lluvia EXISTE (y no pasa nada).

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.