lunes, 17 de diciembre de 2007

Un original juego

He leído en el blog de David Bravo que CEDRO (la SGAE bibliográfica) tiene esta estupenda web en la que nos explican lo malos que somos y cómo vamos a destruir el universo si fotocopiamos. Y en esa web hay un auténticamente genial juego: Galaxia C! He estado jugando y aquí tenéis la reseña (aviso: por esta vez me salto mi política antispoiler).


Una pequeña introducción te presenta como un joven cadete (chico, chica, o alien) recién graduado en la academia militar. La misión de la flota galáctica es "proteger las ideas para que se conviertan en el bien más preciado: los libros". Sobre la sutil amenaza de que los libros sean protegidos a tiros por los militares, que cada cual reflexione durante cinco segundos.

.
..
...
....
.....

Bien, continuemos. Te endilgan a Marvin (el típico robot tocapelotas tipo H.E.R.B.I.E.) y una nave que es muy valiosa porque cuesta una pasta, y te ordenan llevar tu preciosa carga (una idea) por varios planetas, donde profesionales cualificados acabarán por convertirla en un libro que se venderá por toda la galaxia.

De camino al primer planeta encontramos una trampa:

Los malvados piratas intentan hacerse con tu cargamento. Sabemos que ese tipo es un malvado porque:

a) tiene mirada aviesa

b) te regala la hamburguesa, cuando todo el mundo sabe que si algo es gratis no tiene valor ninguno

c) han plagiado el logo de MacDonalds. Aunque, ¿quién ha plagiado? ¿El personaje o CEDRO? ¿Es lícito plagiar para demostrar la maldad inherente del plagio? ¿Actuando así CEDRO demuestra su propia maldad? Profundas cuestiones éticas que demuestran que este es un juego para pensar.

Obviamente, si aceptas la oferta te fotocopian:

Pero si eres un tipo honrado que no acepta esa basura gratuita te piras a toda pastilla y te libras:


Más adelante te enfrentas a la policía del pensam... a los inspectores de aduanas, que te hacen perspicaces preguntas para ver si mereces pasar.

En primer lugar, aprendes que la originalidad es obligatoria, ciudadano. Si te atreves aunque sea a pensar algo sobre lo que otra persona ha "ideado" ya, tu misión termina. Pero además descubres que la vieja máxima de "escribe sobre lo que conozcas" es ilegal:

Ya sabéis, listillos. Ni se os ocurra no ser completa y absolutamente originales u os echarán de vuestro apasionante trabajo de milico protector de la cultura. También nos aclaran que quien no busca cosas nuevas tiene un problema de vagancia, otro de los temas recurrentes de la trama.

Cuando entregas tu idea, un profesional todo cerebro (vaya, se me olvidó sacarle foto, y paso de volver a jugar, así que confiad en mi palabra) la convierte en manuscrito. Nótese la sutileza de la píldora: es necesario un profesional para que el proceso creativo continúe.

Proseguimos viaje y de nuevo una trampa, que requiere una cierta cultura para ser descubierta:

¡Ajá! ¡Condensador de fluzo! Estos malvados piratas se descubren a sí mismos con su falta de ideas. Sobre el detalle de que sea una sexy chavala (y no un sexy machote) la que ha roto su coche no opino (aunque seguro que Jezabel tiene una opinión al respecto XD ), porque tal vez si escoges el personaje chica te sale un buenorro. Si alguien tiene estómago y lo prueba se agradecerán capturas de pantalla.

Bueno, el juego continúa de este modo aproximado durante un rato más. Lo que más me escoció antes de llegar al glorioso final fue esto:

¡Argh! ¡"Fuistessssssssss"! Qué dolorrr... (yo es que tengo un trauma infantil con los "contestastes"). Sin duda esto es algo intencionado. Los cultos autores (recordemos, defensores del libro hasta el infinito y más allá) no pueden haber cometido tamaña pifia. Se trata claramente de poner de manifiesto que los piratas son una panda de besugos semianalfabetos (y que, por tanto, roban los libros para quemarlos en hogueras, porque si leyeran como la gente honrada hablarían bien).

Bueno, pues si no cometes crimentales por el camino acabas llevando el libro de profesional en profesional (mantén las ideas lejos de esos sucios aficionados) y al final personas sabias deciden cómo se repartirá el libro por la galaxia. Pero no todo ha acabado: una vez que haces tu trabajo, cuando ya eres perfectamente prescindible, se descubre que el robot Marvin no era tu amigo, sino en realidad un espía al servicio de la Gestap... de la flota galáctica, enviado para vigilarte. Ya habías tenido pistas en forma de preguntas personales:

(Y no te olvides de que quien copia lo hace por falta de ideas propias)

Pero cuando se revela realmente es al hacerte una última pregunta, bajo la amenaza de tirarte a un agujero negro si contestas mal (lo cual lamentaría no debido a tu muerte, sino porque, recordemos, tu nave es cara de narices):

Ni siquiera el que el libro esté agotado es un atenuante y si contestas A te vas p'al agujero negro. No podemos consentir disidentes.

Editado: se me olvidó incluir una mención a ese "no te lo tomes a mal, es mi programación", que suena a las excusas de los nazis de los campos de concentración... "yo solo cumplía órdenes".

Por último, os dejo la tabla de récords. Antes de mirarla tratad de adivinar quién queda en primer lugar XD

No podía ser otro XD


PD: sobre plagios ya hablé otra vez.

7 comentarios:

  1. Qué juego más grande nos acabas de descubrir Lanarch. En cuanto pueda voy a jugar con la titi a ver si a mí me sale un maromo galáctico con el coche roto.

    Lo del consensador de fluzo es increíble ¡eso debe reventar todos los derechos de autos imaginables! ¡y tienen el morro de ponértelo en el juego! Bueno, y sobre la mente preclara que esté detrás del jueguecito y que se piense que puede servir para algo además de para que nos partamos el ojete mejor no opino, no vaya a ser que me denuncien por pronunciar insultos con derechos de autor o algo.

    Gracias por el impagable documento Lanarch, tuvistes un gran acierto al colgárnoslo.

    ResponderEliminar
  2. Darth Lugan18:56

    Pues a mi me recuerda a la campaña del Capitán Copyright de Canada, con su plagio de la wikipedia incluido, y el bonito contracuento, "El cerdo y la caja", con el que contestaron...

    ResponderEliminar
  3. Impresionante. XDDDDDDDDDD

    La mejor opcion, tumbarse a la bartola en la primera opcion.

    Absolutamente genial el descubrimiento...

    ResponderEliminar
  4. Juas, lo del Capitán Copyright y el Puerquito de la caja es tan genial que se merece su propia entrada XD

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. He de añadir, que nada de maromo con el personaje femenino. Tia buena otra vez. xD

    y ENCIMA, resulta que si dices en un momento qeu "un autor tiene que tener su propio criterio" al hoyo otra vez XDDDDD

    ResponderEliminar
  7. ¡Juas, es cierto! Se me olvidó capturar esa pantalla. Te preguntan algo en plan "¿Es importante la opinión de los demás?" y si conservas el más mínimo resto de confianza en uno mismo y desprecio por la audiencia, te joden XD

    Qué grande, dios mío, qué grande... XD

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.