viernes, 11 de abril de 2008

Se inicia el cambio en el PP

Sí, amiguitos, parece que han aprendido algunas cosas de la derrota electoral.

Martínez Pujalte se ha afeitado el bigote.

Por si no le conocéis, es el simpático caballerete de la izquierda:

Haciendo unas risas con su amiguito Zaplana, otro prodigio de elegancia y saber estar

... y es famoso por su tendencia a comportarse como si estuviera en el patio del colegio. Aquí tenéis la famosa escena en la que el presidente del Congreso le echa por comportarse como un capullo:


Joer con Marín. Esos malditos rojos siempre impidiendo
la libertad de expresión de las personas de bien.

Y aquí tenéis el glorioso momento en el que Pujalte decide convertirse en símbolo del cambio y la renovación pepera:




Visto en Escolar.

1 comentario:

  1. Ni lo reconocía. El bigote: qué cosa más espantosa para la estética del varón y cuánto mal ha hecho a lo largo de los siglos.

    Aviso a navegantes: si eres de ideales conservadores, mayor de 40 años, calvo y/o gordo ¡Ni se te ocurra dejarte bigote si no quieres convertirte en un estereotipo!
    Creo que lo digo porque Pujalte siempre me ha recordado a un tío que tengo.

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.