lunes, 29 de junio de 2009

Episodios hacendosos 3x07: todos tontos

Capítulo primero (duración, unos 25 minutos):

Contribuyente No Muy Despierta: Hola, vengo a hacer la declaración. Cuando llamé me dijeron que a lo mejor era un poco complicada porque vendí mi casa y compré otra.
Lanarch: Bien. ¿Le dijeron la documentación que tenía que traer?
CNMD: Pues no sé...
L: [ay señor, ya empezamos...] Vamos a ver... de la casa que ha vendido necesitamos la fecha de compra y la de venta, y los precios.
CNMD: Pues... es que no sé por cuánto la vendí. Y la compré en el 2001 pero fue una herencia de mi marido.
L: ¿Cómo no se va a acordar de en cuánto la vendió? Déjeme la herencia mientras hace memoria. Si no lo he entendido mal usted y su marido compraron la casa y cuando él murió usted heredó su mitad, ¿no? [si es que ya se lo va sabiendo uno...] ¿Sus hijos heredaron algo también?
CNMD: Pues sí, heredaron parte de la casa, pero es que no tengo la herencia.
L: Un momento, ¿qué es este papel? Si aquí tiene apuntado bien clarito lo que tenía que traernos.
CNMD: ¿Ah, sí? Pues...
L: De hecho... esto es la herencia. ¿Su marido murió en el año 92?
CNMD: No, no, eso es cuando murió mi padre y heredó la otra mitad de la casa mi madre, que es la que nos vendió la casa en el 2000.
L: Pero entonces esto no lo necesitamos... ¿no tiene de la herencia de su marido?
CMND: Pues no.
L: Pero es que lo necesitamos. ¿No me trae lo de la venta tampoco? ¿No se acuerda? ¿Y lo de la compra de la casa nueva? ¿La casa vieja tenía hipoteca? ¿Sabe usted ALGO?
CMND: Pues...
L: [joder, y bien que lo tenía apuntado...] Ains... mire, vamos a darle otra cita para dentro de un par de días. Aquí le VUELVO a apuntar TODO lo que tiene que traer, claro claro, ¿entiende mi letra?


Capítulo segundo: tres días después (duración aproximada, una hora)

Compañera de al Lado: Oye, Lanarch, ¿me ayudas con esta reinversión? Es que esta señora no sé ni lo que me trae.
Lanarch: Pero si alguien se lo ha apuntado aquí... un momento, esta es mi letra... ¡Hombre, usted por aquí otra vez!
CNMD: Sí, hola...

Resumiendo, va la tía y se trae otra vez EXACTAMENTE lo mismo que el otro día. Sigue sabiendo EXACTAMENTE lo mismo (es decir, casi nada). No sabía si vendió la casa en 30 millones, 26 o 13, confundía una casa y otra, confundía las fechas, no sabía cuándo compró la nueva, ni cuándo vendió la vieja, ni qué parte le tocaba a ella y cuál a sus hijos, ¡si ni siquiera sabía la documentación que había traído! No tenía las escrituras de la venta de su casa ("¡Pues vaya a pedir una copia al notario!" (aún no me explico cómo hay gente que vende la casa y no se preocupa de quedarse con una copia de las escrituras...)), con lo cual dependíamos de su fantabulosa memoria para ponerlo... en fin, un cristo.

Pero aún falta el espectacular final.


Capítulo 3: el espectacular final

Coordinadora Furiosa, Compañera de al Lado y Lanarch trabajando sin parar, las calculadoras echan humo, toda la mesa llena de papelajos, ajco de usufructos y sus valoraciones, qué puñetas hemos hecho con esas escrituras, en fin, os hacéis una idea. Y de repente...

Lanarch: un momento. ¿No estaba exenta la venta de la vivienda habitual por parte de mayores de 65 años?
CF: ...
CL: ...
L: ...
CF: ¿cuántos años tenía usted a 31 de diciembre de 2008?
CNMD: sesenta y cinco, creo.
CF: A ver, déjeme el DNI... ¡66!

Hora y media de trabajo y cabreos (por no hablar de hacerle venir dos veces a la pobre señora) a tomar por culo... si es que hay veces que parecemos tontos.

5 comentarios:

  1. Jajajaja, no, Lanarch, no parecéis tontos, es que a veces uno se queda a cuadros con el pasotismo de la gente y su mente se imposibilita para pensar en todos los recovecos de la Ley. Eso sí, luego la señora es capaz de ir por ahí diciendo que por vuestra ineptitud la hicisteis venir 2 meses.

    ResponderEliminar
  2. Lo malo es que es verdad, nuestra ineptitud (la mía, concretamente) la hizo venir dos veces.

    Aunque también es verdad lo otro, que cuando te vienen en ese plan a veces la desesperación y el pasmo te bloquean. Y eso no ayuda, pones el piloto automático y...

    ResponderEliminar
  3. Eso os pasa por pedir papeles raros. Estas con precondicionado a que te vengan cosas raras que no le pediste el DNI al sentarse en tu mesa :-D

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajajjajaja, pobre mujer!!! era una ancianita!!! y tú metiéndole caña con que no sabía la pobre nada cuando en realidad lo que tiene a lo mejor es alzheimer.


    Aynnsssss

    ResponderEliminar
  5. Que conste que me parece que sí le pedí el DNI, lo que pasa es que no resté para ver la edad XD

    Y la señora no tenía alzheimer, es que no andaba muy sobrada de sesera...

    (en realidad sospecho que sus hijos hicieron y deshicieron y luego se repartieron la pasta entre ellos)

    ResponderEliminar

Cada comentario te da un punto de experiencia. Usa tu recién adquirido poder con sabiduría.